Diferencias entre los faros de xenón y bixenón de nuestro coche.

Si hay un equipamiento del automóvil que está sufriendo una frenética evolución, este es el de la iluminación, tanto exterior como interior, ya que poco a poco se está imponiendo una tecnología, el xenón

Diferencias entre los faros de xenón y bixenón de nuestro coche

Si hay un equipamiento del automóvil que está sufriendo una frenética evolución, este es el de la iluminación, tanto exterior como interior, ya que poco a poco se está imponiendo una tecnología, el xenón, en detrimento de las lámparas halógenas e incandescentes. En este artículo intentaremos explicar las diferencias entre los dos tipos de Xenón, el normal y el bixenón.

Las luces de xenón han supuesto una evolución a las lámparas halógenas en los dispositivos de iluminación de los vehículos. Fueron introducidas por primera vez para las luces de cruce (cortas) en 1991 por la empresa Osram en el BMW Serie 7 y desde el 2001 están presentes también en las luces de carretera (largas), denominándose estas últimas luces bixenón en clara referencia a los dos tipos de luces delanteras del vehículo.

De ahí entendemos que la principal diferencia entre un coche que equipe faros de xenón y otro que los equipe de bixenon es que el primero sólo dispondrá de este tipo de luces en las cortas (en las largas mantendrá el alumbrado convencional), mientras que el equipado con el bixenon dispondrá de este tipo de luces tanto en cortas como en largas.

La luz en el interior de estas lámparas se genera gracias a un arco voltaico de aproximadamente 30.000 voltios entre dos electrodos de tungsteno que están situados dentro de una cámara de vidrio. Esta cámara contiene en su interior el propio gas xenón mezclado con otras sales de metales halogenizadas. En función de la composición química de la mezcla, el color de la luz será más o menos azulado.

Los vehículos equipados con faros de xenón llevan dispositivos de regulación automática para la altura de las luces con el fin de evitar los deslumbramientos. Dos inclinómetros situados en el eje delantero y trasero monitorizan en todo momento la altura delantera y trasera del vehículo y envían señales a una centralita que mediante unos pequeños motores eléctricos suben o bajan los faros en función de las necesidades.

Estos vehículos también equipan sistemas de lavado para la cubierta de los faros ya que la suciedad presente en los faros también puede hacer que el haz de luz se desvíe y deslumbre a los vehículos que nos preceden o que se cruzan con nosotros.

Estos dos dispositivos (regulación automática para la altura y sistema de lavado de faros) son imprescindibles para poder usar este tipo de luces en nuestro coche. Esto quiere decir, que por mucho que nos quieran vender un kit de xenón homologado para la instalación en nuestro coche, el kit de xenon en sí podrá estar homologado pero el uso en nuestro coche no será legal si no cuenta con estos dos dispositivos. No pasaríamos la ITV y en caso de que la Guardia Civil ó cualquier otro cuerpo de seguridad competente nos diera el alto, podría sancionarnos con 200€ de sanción.

El encendido de las luces de xenón es algo más lento que el de una lámpara halógena y por ello no se pueden usar directamente como luces de carretera. Para suplir este retardo, la lámpara permanece encendida y un obturador mecánico es el que se encarga de permitir dejar pasar o no las luces de carretera. Es el denominado faro bi-xenón.

Las ventajas de las luces de xenón frente a las halógenas son las siguientes:

- El rendimiento luminoso es hasta tres veces superior con el mismo consumo de corriente

- El alcance y la zona de dispersión mediante las lentes del proyector es mayor por lo que se puede iluminar una mayor zona de la calzada.

- La vida útil de una lámpara de xenón se sitúa entorno a las 2.500 horas lo que equivale a cinco veces más que una lámpara halógena. Teóricamente no se funden, se sabe de la necesidad de su sustitución cuando el tono de la luz tiende a morado. Y si esto pasa, prepara la cartera, una bombilla de xenón original puede rondar los 200€.

Lunes, 03 Febrero 2014 23:00 In Artículos Tags

Related items

Toyota produce Hidrógeno a partir de viento y agua

Así se produce el hidrógeno para alimentar la pila de combustible de las carretillas elevadoras de Toyota en el parque eólico de Hama Wing en Yokohama (Japón).

Escudo de protección digital: cuando las motocicletas y los coches hablan entre sí

La nueva tecnología de Bosch podría prevenir casi un tercio de todos los accidentes de motos.

Cómo funciona el sistema de iluminación IntelliLux LED® de Opel?

Gran visibilidad: tecnología para circular siempre con las luces largas sin deslumbrar.

Llegan los primeros coches capaces de saber cuándo se pondrá en verde el semáforo

El inicio de los coches conectados ya está aquí: ciudad y coche vinculados para reducir atascos y accidentes. La ciudad norteamericana de Las Vegas será la primera en comunicar a algunos vehículos el tiempo que falta hasta ponerse en verde del semáforo que tengan delante. La información aparecerá en forma de cuenta atrás en el salpicadero o en el head-up display

Land Rover pone a prueba la primera tecnología de plegado de asientos… a remoto

Land Rover alcanza un nuevo nivel de pruebas gracias a las nuevas tecnologías de sus vehículos.

Las Ford Transit frenan automáticamente ante peatones si el Conductor no lo hace

Las furgonetas Ford pueden detectar a peatones en la carretera y activar los frenos automáticamente si el conductor no responde a los avisos 

La ‘Fabrica de Cristal’ de Dresden se convierte en un escaparate tecnológico de Volkswagen

La exposición incluye numerosas vehículos y zonas interactivas para experimentar en primera persona

Volvo presente, pasado y futuro de una filosofía de crear automóviles

Aunque en nuestras latitudes "hacerse el sueco" no esté muy bien visto, hay una empresa sueca, que tiene un prestigio mundial muy merecido.

Megabanner Inferior