A+ A A-

Probamos el Kia Sorento 2.2 CRDI 4×4

El todocamino de Kia, ya no es el vehículo económico de sus inicios, pero tampoco tiene problemas de fiabilidad, comportamiento o acabados que tenía la primera generación.

Ahora el Sorento solo se asocia con el motor turbodiesel de 200 CV, en configuración de 7 plazas, en 4×2 y 4×4, y con cambio manual o automático, ambos de 6 marchas.

Para su modelo más grande, Kia no ha buscado diseños atrevidos como en el Sportage, sino una imagen más señorial con un frontal macizo y musculoso. Ahora mide unos respetables 4,78 m de largo por 1,89 de ancho y 1,68 de alto.

Las plazas delanteras destacan por amplitud y confort, con asientos grandes y que recogen bien nuestra espalda. El diseño de salpicadero es limpio y armonioso, con la consola bien situada y un volante forrado en piel y regulable en altura y profundidad, con todos los mandos accesibles y ergonómicamente dispuestos.

En la segunda fila hay espacio de sobra, un acceso amplio y fácil, gracias al tamaño y gran apertura de las puertas traseras. Caben sin problema tres adultos sin apretones, ya que el piso es casi plano. Además la banqueta central partida asimétricamente (60/40)  se puede adelantar y retrasar en sus dos partes (la de los asientos central e izquierdo, y la del asiento derecho) unos enormes 23 cm.  

Las dos plazas de la 3ª fila que son básicamente pensadas para niños, se pliegan por completo y de modo independiente. El acceso si eres un niño es bueno, pero si ya eres más grandote, no tanto.

La pantalla multifunción de la consola (7”) es táctil y lleva cámara de visión trasera. Disponemos de un buen ordenador de a bordo, varias guanteras, portagafas, conexión USB y de mechero y un largo etcetera de equipamiento de serie.

Su tamaño se nota sobretodo en la capacidad de maletero, que con 5 plazas cubica 605 litros. Esta capacidad se reduce a sólo 142 litros con las 7 plazas ocupadas y se amplía hasta 1.662 con sólo las dos delanteras.  

El motor es muy capaz, no deportivo pero responde muy bien desde cualquier régimen de giro y es silencioso. Este propulsor 2.2 CRDI, mueve sin problema las 1,8 toneladas del Sorento. Con 200 CV, este 4 cilindros turbodiesel dispone de un notable par máximo de 47 mkg constantes entre 1.750 y 2.750 rpm.

En cuanto al consumo, es el punto más flojo, en nuestro caso rondó los 8,1 litros a los 100 kilómetros con una conducción suave, pero si lo revolucionamos, estaremos más cerca de los 9 litros.

En cuanto al cambio manual de 6 relaciones, cómo siempre en Kia, disfruta de un manejo ejemplar y unos recorridos algo largos.

En cuanto a prestaciones, son muy buenas por un vehiculo de este tipo con una velocidad máxima de 203 km/h y 9 segundos en el 0-100 km/h.

Los frenos cumplen bien, con buen tacto y elevada resistencia al trato duro

En ruta, nos ha gustado, no es deportivo, pero consigue un buen equilibrio entre confort y efectividad, siempre suave y silencioso es genial para viajar por autopista, dónde recorreremos muchos kilómetros sin enterarnos.

En carreteras viradas es más ágil de lo que parece, coge bien las curvas y apenas balancea, no está pensado para ir rápido en zonas viradas, pero si hay que hacerlo, cuesta mucho de descomponerlo. Un factor que puede tener parte de culpa de este buen comportamiento en asfalto es que a diferencia de sus competidores no monta neumáticos mixtos, sino 100% asfálticos, que lo penalizan fuera de lo negro y en conducción Off-Road, pero que hacen que se porte muy bien en carretera.

En ciudad es grande y algo torpe, maniobra bien, pero el tamaño importa.

En caminos de tierra o piso muy degradado no se muestra tan cómodo como se esperaría de unos neumáticos de perfil 65, y es un poco más incómodo que otros SUV grandes de su peso, si se pretende rodar deprisa.

Sus aptitudes 4x4 no son nada del otro mundo, ya que la suspensión es dura, aunque con recorridos amplios y la altura libre al suelo (18,5 cm) suficiente. En zonas de poca adherencia (nieve, arena…), se hecha a faltar unos neumáticos más adaptados a la situación, ya que la tracción total reparte de forma muy eficaz el par motriz a través de un embrague multidisco en baño de aceite. En condiciones normales es casi un tracción delantera, y en cuanto detecta perdidas de adherencia, pasa el par a las traseras (hasta un máximo del 40%). Cuenta también con función de bloqueo fijo al 50/50 en cada eje, pero sólo para circular a baja velocidad por terreno muy abrupto (Hasta 30 km/h).

Valoración Final

 

Este Sorento 4x4 parte de 38.704 euros, a lo que debemos aplicar los suculentos descuentos que realiza la marca (casi 9.000 euros el día que realizamos este escrito), el precio no es nada descabellado teniendo en cuenta el abundante equipamiento y el tamaño y prestaciones del coche, además va muy bien y está bien acabado, solo el Ssangyong Rexton W le podría toser, aunque en este caso la potencia se queda en 150 caballos y las prestaciones son claramente inferiores.

Artículos sobre mecánica y Tecnología del Automóvil

Ultimos Vídeos


Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube

Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube

Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube

Canal ElMotor.net en Youtube
Canal ElMotor.net en Youtube