Probamos el Opel Mokka X 1.4 Turbo 4x4 Automático  

 

El pequeño todocamino alemán ha recibido un lavado de cara para mantener su posición de privilegio dentro de un segmento cada vez más concurrido.

Aprovechando este puesta al día el Mokka, pasa a denominarse Mokka X, apellido que tomarán ya todos los SUV de la marca para señalar el espíritu “off-road”.

Los cambios principales se centran en su capó, paragolpes, parrilla y faros, que adquieren nuevas líneas, dándole un aspecto más musculoso. Su interior sufre un cambio aun mayor, la calidad es superior y embarca mucha más tecnología.

El propulsor probado es la nueva unidad alimentada por gasolina 1.4 turbo que pasa de 140 a 152 cv y equipa tracción integral y va asociada a una transmisión automática de 6 relaciones.

El par máximo del motor se sitúa en unos excelentes 245 Nm, y empuja con fuerza desde las 1.800 rpm hasta cerca de las 5.500 rpm, es un motor silencioso, solo en aceleraciones fuertes oiremos el soplido del turbo. El cambio automático sube de marchas rápidamente y con suavidad, sorprendente si tenemos en cuenta de que se trata de un cambio de convertidor de par, no un cambio de doble embrague.

Disponemos de un sistema Start & Stop desconectable muy logrado, con paradas y arrancadas rápidas y suaves.

El cambio dispone de un modo manual, la selección de las marchas se realiza mediante la botonera ubicada en la propia palanca, a modo de joystick, siendo algo menos natural, cómodo e intuitivo que el clásico movimiento delante-atrás de la palanca de otros cambios.

En cuanto al consumo, es correcto pero visto lo poco que nos había consumido el Astra con este motor pero con cambio manual, esperábamos algo menos. Al final, el consumo medio fue de 7,3 litros a los 100 kilómetros, que con los 53 litros de depósito de combustible, la autonomía es justa.

Las prestaciones son buenas, con una punta de 193 Km/h y pasando de 0 a 100 kilómetros/hora en 9,3 segundos.

En el interior, valoramos la calidad de realización y la sensación de amplitud teniendo en cuenta el tamaño del coche (4,27 metros).

Delante los asientos disponen de varias regulaciones, que conseguirán que nuestra espalda se encuentre cómoda.

Las cotas de las plazas traseras no varían, dos adultos se encuentran con espacio holgado, si bien tres pasajeros irán más achuchados.

Su maletero es bastante capaz, con  356 litros y el buen acceso gracias al portón trasero. Debajo del piso del maletero hay un ámplio doble fondo.

A nivel de equipamiento, el Mokka X que hoy nos ocupa va muy bien servido, con Wifi OnStar, llantas de 19 pulgadas, techo solar, faros adaptativos inteligentes AFL Plus LED, cámara de visión trasera, sistema Navi 900 IntelliLink o los asientos y volante calefactables.

El Opel Mokka X 1.4T 4x4 tiene un tarado de suspensiones deportivo que lo dota de un excelente comportamiento en asfalto. En vías de segundo orden y con asfalto en buenas condiciones, es un coche para disfrutar, con una dirección ágil y precisa y una estabilidad elevada.

Su tracción 4x4 de embrague electrónico multidisco, envía la fuerza al eje delantero al 100% o a ambos al 50%, sin que notes nada en la transición, que es totalmente automática. Ofrece un agarre extra que se agradece muchísimo en el asfalto mojado y resbaladizo. Dispone de asistente de arranque en pendiente y un sistema de control de descenso, que nos permitirá bajar a velocidad constante sin tener que actuar sobre el freno.

En Autopista, a pesar de su pequeño tamaño, es estable y rápido, se muestra aplomado incluso a velocidades poco legales.

Fuera del asfalto, sus firmes suspensiones serán nuestro peor enemigo, ya que nos obligará a bajar el ritmo considerablemente y sobretodo a evitar zonas muy rotas, ya que ni la altura libre ni la amortiguación nos permitirán muchas licencias off road. En caminos en buen estado va francamente bien, la tracción se nota que tira sin problema y es divertido.

Valoración Final

Por unos 27.000 euros nos llevamos un coche equipado, potente, pintón, automático y 4x4, es un precio alto pero con los descuentos actuales es seguramente el todocamino medio de tracción total más económico del mercado, sin contar que además disponemos de un motor deportivo y todo lo que podamos necesitas, o más.

Related items

Probamos el Mitsubishi Eclipse Cross 1.5 CVT AWD

La marca de los tres diamantes tiene un nuevo SUV Coupé, el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross.

Probamos el BMW Serie 2 Active Tourer 225xe, hibrido y 4x4

Los vehículos híbridos han llegado para marcar una época dentro del mundo del automóvil, Toyota fue la precursora, pero el resto de marcas la han superado ampliamente sobretodo en agrado de uso, en el Segmento Premium, pasa lo mismo con Lexus a la que las marcas alemanas han sabido realizar vehículos mejores e incluso más económicos.

Probamos el BMW X2 Xdrive 20d Aut

BMW acaba de lanzar el nuevo X2, un SUV deportivo que será la opción más dinámica del segmento premium y luchará contra los Mercedes GLA, Range Rover Evoque o el Audi Q3.

Probamos el Mazda CX-5 2.5 Skyactive-G 194 CV

El CX-5 es según nuestro parecer el SUV de medio tamaño más agraciado, es una opinión, pero lo que está claro es que es de los que tiene una mejor y más equilibrada gama entre las marcas generalistas.

Nuevo Opel Corsa GSi

La máxima precisión para ofrecer un gran placer de conducción: lo que el insignia GSi ofrece ya en el segmento medio, se traslada al segmento de los coches pequeños con el nuevo Opel Corsa GSi.

Probamos el Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4×4

La evolución de Skoda es imparable y su entrada en el sector de los SUV hasta el momento era muy tímida, ta que el Yeti, no acabó de cuajar, por eso han llegado el Karoq y nuestro invitado de hoy, el Kodiaq, un par de Crossovers que sin duda poblarán nuestras calles y carreteras en los próximos años.

Probamos el Mini Countryman ALL4 John Cooper Works

Hoy pasa por nuestras manos el Mini más polivalente de la gama asociado con el motor más potente y la tracción total ALL4 a las cuatro ruedas, un cocktel casi perfecto!.

Probamos el SEAT Arona 1.6 Tdi 115cv

SEAt hasta el momento había tenido una tímida presencia en el mecado de los Crossover, o SUV, cómo más os guste, pero en unos meses pasará de tener sólo al Ateca y el León Xperience a duplicar la oferta con el Arona que hoy probamos y el nuevo Tarraco.

Megabanner Inferior