Probamos el Audi Q2 TDI 150 CV quattro S tronic 7 vel.

La ampliación de la gama Q de Audi por la parte baja tiene un nombre Q2, rival de los MINI Countryman por gama y acabados pero también del Jeep Renegade, Honda HR-V, Fiat 500X, Mazda-CX3, Nissan Juke, o Opel Mokka por tamaño y posibilidades fuera del asfalto.

El Q2 rompe con las líneas angulosas del Q3 y Q5 y sigue la línea de diseño empezada en el Q7, mucho más musculosa y de rasgos más rectos.

Con un tamaño algo menos al de un Volkswagen Golf (4,19 metros), va a rivalizar con su primo de Volksburg pero también con su hermano el Audi A3.

El Q2 del test montaba el motor 2.0 TDI de 150 CV, asociado a la tracción total y al cambio automático de doble embrague de 7 marchas.

El cambio agrada por su notable rapidez y suavidad, además no existen vacíos entre el momento de pisar el acelerador y el momento en que responde el motor, cosa habitual en las transmisiones automáticas.

La tracción es soberbia, subimos pisando a fondo una larga cuesta con mucha gravilla y ni se inmutó.

El motor, viejo conocido es suave y bastante calladito, no le disgusta rodar fuerte y responde siempre con prontitud.

Rodando ya en carretera, el nuevo Audi Q2 2.0 TDI sobresale por su notable confort de rodadura, superior a sus rivales generalistas y con un aislamiento especialmente cuidado.

Las prestaciones son muy respetables, ya que pasa de 0 a 100 Km/h en 8,1 segundos y alcanza los 211 Km/h.

El consumo, ronda lo esperado, 6,1 litros a los 100 kilómetros ha sido la media conseguida en nuestra prueba, nada mal,vistas las prestaciones y buen andar de nuestro pequeño.

Cuando entramos en el Q2 nos sorprende lo bien que se ha aprovechado el espacio, con menos de un palmo más de longitud que el A1, parece que tengamos mucho más de todo. Ofrece muy buenas cotas de anchura y altura en las dos filas, buen espacio para las piernas y una capacidad de maletero de 355 litros que no está nada mal.

La presentación es excelente tanto por diseño, como por materiales como por encaje de estos, es un coche digno de la marca germana. Además como nos tiene acostumbrados Audi, todo está muy a mano y la ergonomía y confort son de los mejores del momento.

Las plazas traseras no están nada mal, con un buen confort y amplitud para dos adultos o tres churumbeles.

El Q2 puede montar varios sistemas de ayuda a la conducción, como por ejemplo un programador de velocidad activo con función Stop&Go y asistente de conducción en atascos (funciona a velocidades de hasta 65 km/h), un detector de objetos en el ángulo muerto, uno de reconocimiento de señales de tráfico o el de aviso por cambio involuntario de carril. Además, también puede tener elementos poco frecuentes en vehículos de este tipo, como un sistema de información proyectada en un panel de vidrio (head-up display), unos faros de led para todas sus funciones o un sistema de aparcamiento semi-automático capaz de estacionar en línea y en batería (el conductor solo tiene que actuar sobre los pedales y el cambio; el vehículo se encarga de girar el volante).

El cuadro de instrumentos, como en el Audi A4 o el TT, puede ser, opcionalmente, una pantalla de 12,3 pulgadas (Audi virtual cockpit) que se ve muy bien y permite configurar la información visualizada de distintas formas.

Los sistemas de navegación incluyen pantallas de distinto tamaño: una de serie de 7 pulgadas y una opcional de 8,3. También puede tener conectividad con los sistemas operativos Android Auto de Google y CarPlay de Apple, además de conexión a Internet y WiFi (mediante la función Audi connect, con conexión de datos 4G a través de una tarjeta SIM).

Al volante, su conducción es sencilla y agradable. No es muy dinámico pero su dirección es soberbia, con un guiado preciso y rápido, lo que le otorga una notable agilidad.

En autopista no tiene nada que envidiar a una buena berlina premium, con un rodar estable y aplomado y un enorme confort de marcha.

En ciudad su pequeño tamaño es una ventaja, pero su mala visibilidad una desventaja, la cámara trasera opcional es imprescindible para poder maniobrar con seguridad y confianza.

 La altura libre al suelo del Q2 es de solo 145 mm y sus neumáticos asfálticos, le impiden que nos planteemos salirnos de caminos en buen estado o carreteras nevadas. Con neumáticos más todoterraneros y gracias a su buena motricidad, se puede llegar bastante lejos, con la única condición de que el terreno no esté muy roto.

Valoración Final

Es un Audi, premiun, elegante, con una enorme calidad de rodadura, muchas posibilidades de personalización, motor diesel potente y económico y unos sistemas de tracción y transmisión de los mejores, su precio 36.070 Euros, un precio premium por un excelente SUV, hay coches más económicos, pero en ningún caso están a la altura de este Q2.

Related items

Audi avanza hacia la digitalización en los procesos de desarrollo de sus nuevos modelos

En las fases iniciales de desarrollo de un vehículo, las plantillas maestras (master jig) juegan un papel clave. Gracias a la digitalización, que convive con las técnicas tradicionales, se puede empezar a trabajar más pronto y corregir de forma más efectiva posibles defectos de un modelo nuevo. El departamento de Garantía de Calidad trabaja por lograr un futuro cada vez más virtual.

6.000 kilómetros con el Nissan X-Trail dCi 177 CV Xtronic 4x4-i 5p

Hoy os traemos la prueba del Nissan X-Trail que nos acompañó en un largo viaje a la nieve, 6.000 kilómetros por Francia, Italia, Andorra y España, visitando 10 estaciones de esquí, conduciendo más de 1.800 kilómetros sobre nieve y bajo la nieve.

Probamos el Seat León X-Perience 1.8 Tsi 4drive

El León X-Perience es la versión campera del León familiar, con algo más de altura libre, protecciones,.. pero manteniendo el comportamiento deportivo y la agilidad del compacto de Martorell.

Probamos el Peugeot 5008 2.0 BlueHDi 180 CV EAT6

Hoy la prueba es de la nueva generación del Peugeot 5008, que nada tiene que ver con su predecesor, ya que muta de monovolumen a Crossover, manteniendo eso si algunas de las bondades de su antecesor en cuanto a modularidad y habitabilidad.

Probamos el BMW M550i xDrive

Hoy pasa por nuestras manos el serie 5 más deportivo y potente después del M5, una de las berlinas que más se asemejan a un tren de alta velocidad.

Probamos el Seat Ateca 1.4 TSI 150 CV 4drive

A algunos les parecerá un sacrilegio un todo terreno con motor gasolina, pero los que vamos habitualmente a la nieve sabemos que la gasolina es el mejor aliado contra el frío, ya que el diesel se congela. Además este Ateca Tsi de 150 caballos consigue prestaciones muy respetables con un consumo de carburante excelente.

Probamos el Bentley Mulsanne EWB

Hac unos días, Cars Gallery concesionario Bentley en Barcelona, nos ofreció la posibilidad de probar un coche muy exclusivo, la versión larga del Bentley Mulsane, un coche de los que máximo se venden 2 unidades al año en nuestro país.

Probamos el Opel Astra 1.6 CDTI 136 CV

Aunque ya habíamos probado la última generación del Opel Astra en su versión de gasolina, teníamos ganas de coger el volante de su versión diesel, sin duda la más vendida y deseada.

Megabanner Inferior