Probamos el Audi Q3 2.0 TDI 150 CV S-Tronic

Hoy hemos cumplido una cuenta pendiente, probar el Audi Q3, un SUV compacto que por algún motivo se nos había resistido hasta el momento.

Este modelo que probamos esta semana es un modelo de gran importancia para la marca de los cuatro aros, compitiendo con modelos premium de gran éxito como son el BMW X1 o el Mercedes GLA.

Esta segunda generación del Q3, evoluciona para convertirse en un vehiculo más moderno, deportivo y juvenil.

El tamaño del Q3 es similar al rey de la categoría, el Qashqai, ya que mide 4,39 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,59 metros de alto; mientras que su distancia entre ejes se sitúa en 2,6 metros.

En el interior, es un digno integrante de la familia Audi, con una calidad y acabado excelente, cuero en los asientos, volante o palanca de cambios, plásticos mullidos ergonomía excelente,..

El único punto a mejorar es en el apartado tecnológico, ya que la pantalla multimedia y su calidad de imagen están muy lejos de lo que estamos acostumbrados en otros modelos de la gama. Su funcionamiento no es malo, pero si más lento y con una resolución peor.

La habitabilidad de este modelo es buena, con unas plazas delanteras espaciosas y cómodas y una trasera con buena altura libre al techo y espacio para las piernas, aunque será difícil viajar cinco adultos debido a la anchura. La plaza central carece de forma y cuenta con un túnel de transmisión que molestará.

El maletero del Audi Q3 se encuentra en media del segmento. Con 460 litros de capacidad se sitúa por debajo del Range Rover Evoque (550 litros) o del BMW X1 (505 litros) pero por encima del Mercedes GLA (421 litros). La boca de carga queda en una posición bastante alta, pero por suerte cuenta con unas formas rectas que lo hacen muy aprovechable

Bajo el piso encontramos una rueda de repuesto de emergencia, una ventaja frente a otros que llevan kit antipinchazos. En el interior de la rueda queda incrustado el subwoofer del sistema de sonido opcional que lleva nuestra unidad. En el caso de necesitar más espacio basta con abatir los asientos traseros en dos partes (60:40) para dejar una superficie plana con 1.365 litros de capacidad.

El equipamiento es otro de los puntos en los que el nuevo Audi Q3 mejora. Ahora es más completo y de serie ofrece una completa dotación que incluye faros bi-xenón, luces diurnas y ópticas posteriores LED, sensor de lluvia, encendido automático de luces, volante forrado en piel, llantas de aleación, un climatizador de excelente funcionamiento, ordenador de viaje, espejos térmicos, asiento del conductor regulable en altura,.. Además tenemos una ámplia lista de equipamiento opcional, para tener un Q3 a nuestro gusto.

Nuestra unidad de pruebas, equipaba el motor 2 litros TDi de 150 caballos, el más equilibrado de la gama, combinado con el cambio automático S tronic de doble embrague y siete velocidades, forman una asociación de excelente funcionamiento, tanto por confort como por respuesta y suavidad de marcha.

El propulsor es un cuatro cilindros turbo que desarrolla 150 CV entre las 3.500 y las 4.000 rpm y 340 Nm de par entre las 1.750 y las 3.000 rpm.

Las prestaciones son ya bastante respetables, pasando de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y una velocidad máxima de 204 km/h.

El consumo real durante el test fue de 6,3 litros a los 100 kilómetros, una cifra en línea con sus competidores y el resto de vehículos que montan este motor.

En cuanto al comportamiento, es su punto fuerte, como suele pasar con los productos del fabricante de Ingolstaad, con un equilibrio bien conseguido entre confort y efectividad.

En ciudad es un coche confortable, con un buen filtrado de las irregularidades y una buena insonorización, además y a pesar de que nuestra unidad montaba unas enormes llantas de 20 pulgadas, la maniobrabilidad y agilidad a la hora de callejear y estacionar, eran muy destacables.

En Autopista, es una gozada, por aplomo, suavidad y silencio de marcha y por una dirección que, cómo suele pasar en los Audi, es increíblemente precisa y suave.

En zonas viradas es dónde demuestra la buena puesta a punto del chasis y combinado con un buen motor, frenos a la altura y la soberbia dirección, disfrutamos como cerdos retozando en el barro.

Este Q3, dispone de varios modos de conducción, Efficiency para ahorrar al máximo, Comfort para viajar con comodidad, Auto para adaptarnos a cualquier situación y Dynamic para cuando queramos más rendimiento. Estos modos modifican parámetros como la respuesta del motor, transmisión, suspensión o dirección.

Valoración Final
Si cuando probamos la última generación del BMW X1 dijimos que nos había gustado mucho, en este caso sucede lo mismo, son coches divertidos, rápidos, que se adaptan bien a un uso familiar y además ofrecen una imagen que otras marcas no te dan. Si os gusta su diseño, no lo dudéis, es un magnífico vehiculo, que os hará disfrutar de la conducción! Su precio parte de poco más de 35.000 euros, una cifra nada descabellada si valoramos lo que nos llevamos a cambio y del excelente precio de reventa que tiene.

Domingo, 29 Octubre 2017 18:39 In Pruebas Coches

Megabanner Inferior