Probamos el Volkswagen Amarok Doble Cabina 3.0 V6 TDI 4MOTION 224 CV

 Hoy probamos el Pickup más premium de nuestro mercado, con el permiso del Mercedes-Benz Clase X, se trata del Volkswagen Amarok en su versión más equipada, la Aventura.

Media

La variante más lujosa y completa del pick-up de Volkswagen es una alternativa a los grandes SUV, con los que comparte lujo y acabados y mejora en capacidad de carga y aptitudes 4x4.

Los Pickup parece que van a vivir un nuevo momento de éxito, ya que cada vez són modelos más pensados para un uso polivalente, ahora ya no están limitados a 90 km/h sino que pueden circular a 120 km/h, como los turismos y la categoría se está engrosando con modelos muy interesantes cómo el propio Amarok, el Mercedes-Benz Clase X, el Nuevo Navara de Nissan,..

El Volkswagen Amarok que se renovó recientemente es un coche mejor sin grandes cambios estéticos ni de tamaño (mide 5,19 metros de largo) pero ha evolucionado en todos los detalles que eran criticables, cómo el acabado y materiales, ahora mucho mejores, ha ampliado su lista de opcionales y ahora solo está disponible con motores V6 diesel que le otorgan una enorme suavidad de funcionamiento, aunque sigue sonando a camión.

Nuestra unidad de pruebas era del acabado Aventura, el tope de gama que se distingue del resto por los logos con la inscripción ‘Amarok Aventura’ o las llantas de aleación Talca, de 20 pulgadas. Por dentro tenemos los comodisimos asientos egoConfort, con catorce posiciones, el sistema multimedia Premium Colour o la tapicería de cuero Napa.

De puertas adentro, el Amarok Doble Cabina, ofrece cinco buenas y cómodas plazas. En las delanteras, la posición es bastante más elevada que en un turismo o SUV al uso. En las traseras, la altura es buena, el espacio para las piernas correcto y la anchura justa para tres adultos, aunque aceptable.

La instrumentación es muy completa, de fácil lectura y muy ergonómica, el salpicadero tiene un diseño funcional y de calidad.

La caja, que puede cargar hasta una tonelada, no es de las más grandes, aunque ya cabe mucho y más si optamos por las capotas rígidas o las persianas que montaba nuestra unidad de prueba.

Bajo el capó, tenemos el turbodiésel 3.0 TDI, un V6 que entrega 224 CV de potencia y 550 Nm de par entre 1.400 y 2.750 rpm.

En marcha, sorprende la suavidad de la mecánica, bastante superior a la que ofrecen las versiones tetracilíndricas. También, su gran respuesta a bajo régimen, punto muy importante si queremos hacer algo de offroad o llevarlo cargado.

Las prestaciones son sorprendentes ya que alcanza los193 km/h y pasa de 0 a 100 Km/h en tan solo 7,9 segundos.

En cuanto al consumo, nos parece más que razonable estar entre 8 y 9 litros a los 100 kilómetros, dependiendo de la carga y condiciones de la ruta.

En motor está asociado a una transmisión automática con convertidor de par, de ocho relaciones, y al sistema de tracción total permanente 4MOTION permanente. Este último elemento cuenta con bloqueo del diferencial y modo off-road, que incluye control de descenso de pendientes. El funcionamiento del conjunto es sencillamente perfecto, inapreciable por parte de conductor y pasajeros.

A pesar de las 2 toneladas que declara, este Amarok es bastante ágil y divertido de conducir, con unas reacciones muy naturales, lejos de los cabeceos y culeadas de los pickup de antaño y muy cerca de los SUV grandes.

En este sentido, sobre el asfalto, la dirección es directa y precisa, permitiendo un buen control de este mastodonte.

La suspensión es algo dura, pero filtra bastante bien las irregularidades del asfalto y sobretodo nos aisla bastante bien cuando circulamos por caminos, incluso en el caso en que el camino está algo roto. Eso si, si circulamos asiduamente fuera del asfalto, recomendamos cambiar los neumáticos de serie por otros más camperos.

Aunque no disponga de reductora en esta versión, la verdad es que nos ha sorprendido la capacidad de tracción y facilidad para superar zonas complicadas, suponemos que el enorme par a bajas revoluciones será el culpable.

Sobre nieve, elemento sobre el que circulamos bastantes kilómetros nos enseñó el eficaz funcionamiento del sistema 4motion, con reacciones suaves y una gran capacidad de tracción.

En autopista es cómo circular en un tren de alta velocidad, por suavidad y aplomo, aunque sería deseable algo menos de ruido de rodadura y mecánico.

El ciudad es un coche muy grande, que gracias al cambio automático es fácil de circular, pero callejear y aparcar no son sus virtudes más destacadas.

Valoración Final

Ahora los pickup ya nos son tan baratos, aunque por los 42.300 euros que cuesta este tope de gama no tendremos más que un Audi Q5 o un BMW X3 bien equipado, por lo que no nos parece nada descabellado el su precio, ya que el amarok es más grande, mejor en todo terreno y más capaz que los SUV medios a los que iguala en precio. Una compra muy interesante sin necesitáis un vehículo espacioso y con aptitudes todo terreno.

 

 

 

 

Related items

Probamos el Nissan Leaf 40Kw

Nissan sin duda lidera la carrera eléctrica dentro del mundo de la Automoción, por mucho que otras marcas hablen mucho, los Japoneses llevan una década con un coche en el mercado, que es una fuente de información impagable.

Probamos la Peugeot Traveller 4x4 Dangel

Las versiones con tracción total de las Furgonetas ya hace tiempo que llegaron al mercado, pero estas cada vez son más lujosas y vienen a cubrir el hueco que poco a poco van dejando los monovolumenes grandes, que tristemente están en vías de extinción.

Probamos el Skoda Karoq 1.0 TSI 115 CV DSG

La entrada de Skoda en el segmento de los SUV ha sido de todo menos tímida, cierto es que el Yeti fue su primera toma de contacto, pero ahora con el Karoq y el Kodiaq, sus armas están a la altura de los mejores.

Probamos el Skoda Spaceback Montecarlo 1.0 TSI DSG

El compacto de Skoda que hoy pasa por nuestras manos es de los modelos que ofrecen más confort y espacio del mercado, pero en cambio no tiene su merecido espacio en las listas de ventas.

Probamos el Opel Insignia GSI 4x4 Aut8 260 cv

 

Opel ha hecho renacer las siglas míticas GSI y además lo ha hecho en un coche que sin duda es digno de ellas.

Probamos el Toyota Yaris Hybrid

 Hoy probamos un auténtico outsider, el único vehículo urbano híbrido desde la desaparición del Honda Jazz.

Probamos el Seat Alhambra TDi 184 DSG

El Alhambra, junto con su gemelo de Volkswagen, el Sharan, son según nuestra humilde opinión los monovolúmenes grandes más equilibrados de la actualidad, con una gama de motores y posibilidades de equipamiento muy amplias y un comportamiento y facilidad de conducción muy por encima de la competencia.

Probamos la Volkswagen Caddy Tsi 102cv.

La Caddy es un clásico del mercado de las furgonetas, aunque realmente es lo que los franceses llaman multispace, un vehículo polivalente, con el que transportar personas y carga en un tamaño bastante contenido y un peso muy ligero.

Megabanner Inferior